• Auteur:

    ramonchao

  • Me visitan desde:

Articles

Censura de ayer y de hoy

Como no soy un especialista de las técnicas de información, habré de limitarme a mi experiencia personal, basada en cerca de medio siglo de práctica del periodismo, tanto en Francia como en España. La lección que saco de esta mirada hacia atrás es que nuestra profesión se ha ido adaptando a la evolución del capitalismo, si es que no la ha precedido. En dos  palabras, que cuando empecé, en 1960, la censura la ejercían los gobiernos, y ahora está en manos de los empresarios. Ya hace unos cinco o seis años, el primer ministro francés, Lionel Jospin, declaró, en un arranque de sinceridad que le fue muy reprochado, que los gobiernos no podían hacer nada contra las multinacionales; y esta apreciación se refiere también a la prensa. 

Yo empecé a trabajar en 1960 en
la Sección en español de Radio Francia, que ahora se llama Radio Francia Internacional. En el equipo figuraban también Mario Benedetti, Mario Vargas Llosa, Severo Sarduy  otros escritores conocidos; pero esto es anecdótico.
La Censura, preliminar, la ejercía el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Quai d’Orsay, que nos daba los boletines informativos y comentarios en francés. Cada sección ( inglés, alemán, español, etc…) se limitaba a traducirlo, sin salirse de la raya. Lo mismo hacía
la BBC. Fernando del Paso, que trabajó en este organismo inglés, para venir luego con nosotros, me contaba que allí se hacía lo mismo. A él le interpusieron una queja oficial por haber añadido “el presidente electo Salvador Allende”, cuando lo de electo no figuraba en el texto oficial del Foreing Office.

A veces, raras, el control se le iba de las manos al poder. En cierta ocasión, allá por 1966, vino a vernos un colaborador de Radio
La Habana, llamado Claude Haquin. Nos propuso, oficialmente, que participásemos en un concurso radiofónico internacional organizado por Cuba. Lo hicimos clandestinamente – “De
la Bastilla a Moncada” – , ganamos el primer premio, y la dirección nos prohibió acudir a
La Habana a recibirlo. A nuestro director de entonces, André Camp, le costó el cargo. A mi no me pasó nada porque inmediatamente se produjo Mayo del 68 y el gobierno hubo de tragarse muchas cosas. Y aproveché esto para desplazarme a Cuba a recibir el premio, tarde, pero mejor que nunca. 

Este periodo de intervención directa y descarada del los gobiernos duró hasta la llegada de François Mitterrand al poder en 1981. Desde entones, cada redacción elabora sus propios boletines informativos. En esa fecha me nombran director del Servicio para España y América latina, y puedo asegurar que no hubo ninguna intervención del gobierno. Sólo tuve un problema con un periodista que me quisieron imponer, a lo que me negué rotundamente a menos que ese periodista se sometiese a las pruebas habituales, las superase y me diesen un presupuesto especial. Excuso decir que no se habló más del asunto. 

En esos años también estaba encargado de las emisiones en gallego de Radio Francia. Las dirigí y realicé durante dos o tres años, en pleno franquismo. Por las antenas pasaba gente como Celso Emilio Ferreiro, José Luis Méndez Ferrín,, Manuel María, José María Castroviejo y otros intelectuales gallegos, casi todos comprometido en la lucha antifascista. Era embajador de España entonces José María de Areilza, conde de Métrico, el “libera”l franquista, quien intervino ante el gobierno francés y logró suprimir las emisiones gallego, y de paso también las que se hacían en eusquera y en catalán. 

Ya que estamos en el tema de la radio, diré que en aquellos momentos yo ejercía de corresponsal suplente de Radio Nacional de España. Quiere decir esto que cuando Angel Roselló, el titular, caía enfermo o tomaba vacaciones, yo lo sustituía. Sucedió que me tocó hacerlo cuando en julio de 1969, Franco propuso a Juan Carlos como su sucesor con título de Rey. Aquel día íbamos a realizar un multiplex, con los corresponsales de Paris, Roma, Londres, y Nueva Cork. Dirigía el programa desde Madrid Victoriano Fernández Asís, falangista notorio. La víspera nos anunciaba siempre el tema del día siguiente, y teníamos que preparar una revista de prensa sobre lo que se comentaba en cada país de este evento. Cada cual expuso su visión, hasta que me preguntó! ¿ Y en París que se dice, Chao? – Pues aquí no encontré ningún comentario. Hombre, algo habrá, ¿no? –Pues no; no se habla nada de eso. Al día siguiente, en directo, el señor Asís fue preguntando a todos, uno por uno, lo que se decía  en cada país, menos a mi, que permanecí mudo. Nunca más me volvieron a llamar para sustituir a Roselló. 

Fue un caso flagrante de censura dictatorial, pues excuso decirles que no me había establecido contrato ni nada. 

Antes, allá por 1967, era yo corresponsal del diario “EL Alcázar”. He de aclarar cuanto antes que no se trataba del Alcázar ultraderechista de hoy, sino de un periódico de derechas, como todos, pero que pertenecía al Opus Dei aperturista, deseoso de entrar en Europa y jugaba la carta liberal. En 1968 me di a conocer en España gracias a al Mayo francés. Yo conocía a los cabecillas de ese movimiento, Cohn Bendit, Sauvageot y otros, y publiqué sendas entrevistas que dieron mucho que hablar. Tanto, que el entonces ministro de Información, Manuel Fraga Iribarne, falangista opuesto al Opus Dei, decidió retirar el periódico de  las manos del Opus Dei para entregarlo a sus amigos,
la Hermandad de los Defensores del Alcázar de Toledo, ultraderechistas, que todavía lo siguen sacando hoy, aunque nadie se acuerde ya del Alcázar de Toledo. Inmediatamente dimití, y lo hice a tiempo, porque de todas maneras me hubieran echado. 

No sé como calificar esta censura. De todas formas gubernamental, pero ya indicaba intereses políticos de cierto grupo de presión, de lucha intestina en el franquismo : falange contra Opus Dei. 

Después de mi dimisión empecé a escribir en a Voz de Galicia, periódico de
La Coruña que dirigía Francisco Pillado, persona íntegra y progresista, simpatizante del Partido Socialista Popular creado en aquellos años por Enrique Tierno Galván, el futuro alcalde de Madrid. Mantenía yo una crónica semanal muy extensa titulada “Paris a los cuatro vientos”. Ahí también llegaron las luchas políticas y el brazo de Manuel Fraga Iribarne. Se montó un complot contra el director, manejado por el ministro Fraga, y llevado por María Victoria Armesto, periodista del diario, miembro de la familia de los propietarios y su marido, el conocido periodista de derechas, aunque trataba de hacerse pasar por liberal, Augusto Assía. Entre Fraga y la pareja desbancaron al director Pillado, que se jubiló y tuvo la valentía de empezar a estudiar piano, y yo me largué a modo de solidaridad con él. 

Vemos que en este caso la censura política se unió a la empresarial. 

Sufrí otra censura, esta vez vos presuntuoso. Al regresar de Cuba, después de recoger el premio de Internacional de Radio
La Habana, escribí cinco artículos sobre mi estadía en las Islas. Lo digo en plural porque uno de ellos versaba sobre
la Isla de Pinos, que acaba de ser convertida en Isla de
la Juventud. ¿Dónde publicarlos? Tenía varias opciones en España, y decidí ofrecérselos al diario de los sindicatos verticales ( falangistas) Pueblo. ¿Por qué? Porque me acordé de Jean-Paul Sastre, nada menos: él, en vez de publicar sus artículos sobre Cuba en su revista, Les Temps Modernes, lo hizo en “France-Soir”, diario popular que tiraba a un millón de ejemplares.  Pero no todo el mundo es Jean Paul Sartre, y Pueblo – el de mayor tirada de España – me publicaron los dos primeros artículos. A partir del tercero (precisamente sobre
la Isla de
la Juventud), intervino la censura y se desplomó mi ilusión existencialista. Después supe que había una intervención directa el ministro de Información, don Manuel Fraga Iribarne, del que voy a decir unas palabras, pues aparece demasiado a menudo en esta charla. 

A don Manuel lo conozco desde pequeño. Somos del mismo pueblo de Villalba, y su casa estaba a cincuenta metros de la nuestra. Resulta que yo, desde adonde me llega la memoria, fui un niño prodigio del piano. A los seis años mi fama se extendía por la comarca, y a los diez di el primer concierto en el Circulo de las Artes de Luego. Manolito Fraga, ya abogado prometedor, iba a escucharme tocar a la galería de mi casa, y como ya era un personaje influyente, me consiguió becas para ampliar estudios, primero en Madrid, y luego en París. En cuanto llegué a la capital francesa nuestras posiciones políticas empezaron a divergir, sin que nunca se resintieran nuestras relaciones personales. Y así puedo decir que Fraga Iribarne fue la persona que más me ayudó en mi carrera pianística, y la que más me perjudicó en la periodística. 

Por ejemplo, con la revista “Triunfo”. Me hizo daño a mí, a la revista, a los lectores y a la democracia. Ya sabrán ustedes que Triunfo fue la publicación antifranquista más importante de España, por su tirada y su contenido. 

Hubo un momento en que Fraga se vistió de demócrata y suprimió la censura. La prensa mundial elogió esta medida progresista. En realidad fue peor: se suprimió la censura gubernamental, que era demasiado zafia e inculta, y se recurrió a la censura penal. Todo director de periódico, todo periodista tenía libertad para escribir y publicar lo que quisiera, pero cualquier individuo o sociedad podía llevarlo a los tribunales. Con esta sencilla pirueta legislativa acabó con “Triunfo”. Se le aplica dos veces sendas condenas de tres meses de cierre y la consabida multa por dos artículos : un titulado “El Matrimonio en España”, y el otro una pregunta : ¿”Estamos preparados para el cambio”? 

O sea, que de la censura dictatorial, pasamos a la censura de clan, para llegar a la censura judicial. 

Pero la evolución sigue, y este mismo año, Tanto Ignacio Ramonet como yo hemos sido victimas de la censura empresarial: 

Ambos llevábamos dos años escribiendo sendos artículos semanales en
la Voz de Galicia. De pronto en el mes de mayo, el propietario del periódico fuerza la dimisión del director, Bieito Rabido. Inmediatamente, la misma semana, dejan de publicarnos, sin explicaciones, ni a nosotros ni a los lectores. 

He de decir que
La Voz de Galicia se mostró abanderada en España de una tendencia que ya era común en Francia : Serge July, promotor notorio del Mayo del 68 francés, fundador y director del diario “Liberation”, fue puesto de patitas en la calle por diferencias ideológicas por el accionista principal, el multimillonario Edouard de Rothschild, accionista mayoritario desde abril de 2005, así como Alain Genestar,  director de Paris-Match, quien salió catapultado por haber publicado en portada una fotografía de Cecilia Sarkozy en compañía de su entonces amante. Cecilia es nieta del compositor Isaac Albéniz, por lo único que me es simpática. Porque además, Cecilia es la esposa del ministro del Interior, el amigo íntimo de Arnaud Lagardère dueño de la revista. 

Y así, al mismo tiempo del avance del capitalismo hacia el neoliberalismo, asistimos a una progresión simultánea, paralela, de la prensa. Es la única conclusión que saco de esta experiencia personal, así como una satisfacción : según las últimas encuestas,
La Voz de Galicia perdió cinco mil lectores en los últimos cinco meses. Moraleja, la gente no es idiota, y el monstruo devora a sus lacayos. 

Cuando creía que el punto de censura alcanzado por
La Voz de Galicia era insuperable, me sale un periódico de la prensa llamada libre que lo sobrepasa Se trata de El Heraldo de Miami, versión en castellano del Miami Herald, ambos resueltamente agresivos contra Cuba. Se puede leer en Internet: todos los días sale algún critico, y ahora se ha descubierto que, además, corrompido. Hace unos dos meses se acaba de descubrir que la docena de periodistas más implacables y fustigadores de Cuba estaban, en realidad, retribuidos por el Departamento de Estado norteamericano: cada vez que escribían lo que fuera contra Cuba, les daban un cheque del gobierno de los Estados Unidos, además de su sueldo normal, por supuesto. También, de la misma forma, colaboraban con Radio Marti y con TV Marti, ambas del Estado. 

 

Ahí tenemos a unos periodistas, pagados por su patrón, vueltos a pagar por el Estado para inventar patrañas, y que no dudan en intervenir a modo de propaganda política. 

 

¿ Qué medida toma el director del periódico, un cubano-norteamericano de derechas y anticubano llamado Jesús Díaz? 

  

Pues este señor reacciona como un profesional, de forma correcta, expulsando a esa docena de periodistas por falta profesional grave. 

 

En este momento, el sistema funcionó bien, de forma ejemplar. Pero la segunda parte es distinta : la presión de la comunidad cubano-americana fue tan fuerte, que los anunciantes protestaron :¿Como es posible que expulsen a los defensores de la libertad ? Y amenazaron con retirar la publicidad para asfixiar económicamente el periódico. Así que, dos semanas después, Jesús Díaz tuvo que dimitir. El propietario del Heraldo escribió una carta a la comunidad cubana para disculparse, y los prevaricadores han sido reintegrados. Ahí siguen, de propagandistas ejemplares y oficiales del Departamento de Estado. Esta es la libertad de prensa. 

 

 

Articles parues sur le site « RADIO CHANGO »

 

Desde mi otero Publicado el 03/11/2002

Régis Debray se convierte Conozco a Debray y lo aprecio desde hace unos treinta años, exactamente desde el momento en que entró en la cárcel de Camiri. Antes ya lo había leído, y aquella su obra « Revolución en la revolución? « fue biblia y libro rojo para muchos de nosotros, aunque ahora con la distancia pensemos que los interrogantes eran premonitorios. Lo conocí, digo, desde que lo detuvieron en Bolivia. Él había estado con Ernesto Guevara en las montañas – sin duda era el lazo entre el Che y Fidel – , y hubo quien culpó a Régis Debray de haber provocado la caída del guerrillero, cantando cuando lo sometieron a la tortura. Se basan estos maledicientes en ciertas frases del Diario del Che en el que se vierten ciertas consideraciones sobre el joven francés que ciertamente no son muy halagüeñas. Y los más viles decían que el francesito le sería más útil a la revolución muerto que vivo. Mas hay que tener en cuenta la desorganización del movimiento guerrillero, el carácter despótico de Che Guevara y su imprudencia, que le llevó a una ratonera sin salida. En esto es menor, pero significativo, que a un francés y revolucionario como Debray le pusiera el nombre clandestino de Dantón. Más transparente no podía ser, y si lo quisiera ocultar le haría llamar Gómez o Rodríguez. En aquel entonces yo estaba muy ligado a los movimientos progresistas de América Latina, en lo cual no he cambiado mucho, de modo que pronto me enteré de la situación de Regis. Aunque fuera reaccionario lo hubiera sabido igual, pues su madre, resistente contra el nazismo, burguesa de rompe y rasga y amiga del general de Gaulle, había lanzado una campaña para la liberación de su hijo. Yo escribí y hablé de su caso en los medios que tenía a mi alcance y Debray lo supo. Cuando vino a Francia quiso conocerme, y desde entonces somos amigos. Pero no se crean: seguía tomando sus precauciones. Cierta vez me contó García Márquez que Regis le había preguntado qué pensaba de mí. Gabo lo hizo con su generosidad proverbial. Así informado, Regis me pasó unas colaboraciones que mantenía con la revista española « Baazar. » Pasó el tiempo, con encuentros espaciados y cariñosa amistad. Mitterrand lo nombró consejero de asuntos de América Latina. Me citó en el palacio del Elíseo, dónde tenía una oficina. « Te apoyo, Ramón – me dijo – para que te den el puesto de director de emisiones en español en Radio Francia Internacional. » Se lo agradecí, pero le contesté que ya, tras una negativa, había tenido que aceptar. Allí Estaba, Régis, con el presidente de Francia, padre de entonces. Tímido, introvertido y provocador, siempre buscó una autoridad masculina que completara el peso y la personalidad excesiva de su madre, con la que por otra parte le unían fuertes lazos. Primero fue Fidel, luego Ernesto Guevara; muerto éste se pegó a Salvador Allende; de él pasó a François Mitterrand ( todo rubricado con libros) y ahora, al final, se remite a Dios padre. Con él se ha convertido Max Gallo, otro escritor socialista y famoso, amigo también de quien hablaré otro día. No es extraño que se den conversiones para gozar de una protección suprema, sobre todo al final de la vida. Así se hicieron católicos Max Jacob y Paul Claudel, entre otros, y a cualquiera le puede pasar. Llega una edad en la que se está encima de la montaña y se atisba el abismo del otro lado. Suben entones los miedos y las enseñanzas de la niñez. Si un fin he de tener, y lo tendré, tomaré mis precauciones, y aquí lo hago, como aquel personaje de Roger Martin du Gard , quien en su madurez tardía, pero aún clarividente, dejó constancia en su testamento de que siempre había sido ateo y librepensador; que no se tuviera en cuenta si en sus últimos momentos el pánico y la chochez lo retrotraían a los primeros años de su vida. Septiembre 2002

 

La elección de Lula en Brasil Publicado el 04/11/2002

Quién creen ustedes que más efusivamente felicitó a Lula después de su clamorosa elección? Me dirán que Hugo Chávez y no van descaminados, pero bien mirado lo superó Horts Kohler, director general del FMI : “Los resultados electorales son una muestra, nueva y vibrante, de la democracia en Brasil. Esperamos que en los meses venideros trabajemos estrechamente con el presidente electo da Silva y con su gobierno para crear las condiciones necesarias que lleven a un crecimiento duradero de su país.” En cuando al venezolano Hugo Chávez, el ecuatoriano Álvaro Noboa y otros dirigentes de su continente más o menos izquierdistas, Lula se guarda mucho de responderles con el mismo entusiasmo que ellos manifestaron. Al contrario, no se cansa de señalar las diferencias que existen entre los regímenes populistas y la experiencia brasileña. Sabe que su victoria ocurre en plena crisis económico y financiera, que Washington y el FMI vigilan, y no sería prudente provocar sus iras para orientarse hacia una país más decente y solidario. Lula ha de medir sus amistades y sus palabras. El FMI se comprometió a prestar a Brasil 30.400 millones de dólares, de los cuales sólo depositó la quinta parte en espera de conocer el camino que va a emprender el nuevo equipo de Brasilia. Este duda entre proseguir la estrategia económica de rigor financiero del antiguo presidente Cardoso o liberarse de sus compromisos exteriores para iniciar un relanzamiento independiente, incluso solicitando una moratoria de la deuda pública y externa. En este caso, la crisis Argentina sirve de ejemplo y Lula no ignora lo que le puede suceder : su economía es deficitaria, tanto comercial como financieramente y la deuda externa alcanza 204 miles de millones de dólares. Para salir de este callejón puede ocurrírselo – y en estudio está – el camino de la “tercera vía” : para conciliar la solidaridad con el desarrollo, la protección de los pobres con la apertura de fronteras, aceptar el ultraliberalismo sin abandonar una cierta socialización y sin caer en el proteccionismo, sólo le queda a Brasil hacerse europeo. Ahora, con un partido en el poder que abandonó los principios marxistas de su creación, parece responder a esas premisas. Es lo que esperan los países menos reaccionarios de este lado, como Alemania y Francia. ¿ Por qué no se ampliaría Europa del otro lado del Atlántico? Brasil posee un peso internacional. Ya con Cardoso pretendía compensar la hegemonía de EEUU en el Acuerdo de Libre Comercio Norteamericano (ALEMA). Compensar no significa oponerse, sino ser lo bastante importante como para exigir un proyecto de integración digno. Cardoso ha sido el único presidente latinoamericano capaz de crear un bloque con países reformistas en ese sentido, sin buscar alianzas en su hemisferio, y sobre todo tratando de no irritar a los amos de la porra. Se comprende la prudencia de Lula. Tal vez sólo pueda seguir en esa dirección, mejorando la vida de los humildes. Todo esto es compatible con la estrategia europea – repito, de los dos países más importantes – : ni un antiamericanismo radical de los años 60-70 ni el neoliberalismo inhumano del siguiente decenio, sino una “tercera vía” en compañía de la Unión europea y alejada del resto del nuevo continente.

 

A Napoleon no lo dejan resucitar Publicado el 06/11/2002

Desde su muerte, acaecida en 1821, se han publicado en todo el mundo unos ochenta mil libros sobre Napoleón Bonaparte. Más de uno por día. Ni un solo episodio de su vida tumultuosa, ningún aspecto de su política y de su personalidad han sido descuidados. Parece que hubiera un misterio irreductible en la aventura insólita de este plebeyo corso que se erigió en amo de Europa. Fuente inagotable de interrogantes y polémicas : ?Patriota o aventurero megalómano ? ?Europeo avant la lettre o dictador sanguinario ? ?Fundador del derecho moderno o iniciador del totalitarismo ? Entre la leyenda piadosa que mantienen sus partidarios y el retrato sombrío que pintan sus detractores ha venido a insertarse una nueva discusión que ocupa libros y publicaciones : ?Murió de cáncer o envenenado ? En aquellos momentos, el 5 de Mayo de 1821 en la isla de Santa Elena, a las seis menos cuarto de la tarde por más precisiones, la cosa estaba clara : el derrocado emperador moría al término de una larga enfermedad, complicaciones gástricas agudas y úlcera de origen canceroso. Su propio médico de cabecera redactó este diagnóstico instantes después de su fallecimiento, sin que nadie dudara de que el robusto moceton que había llegado con 46 años a su isla de destierro, terminaba su vida seis años después bajo apariencias de anciano. Tiempo después, mas o menos un siglo, y propagado por uno de sus descendientes, se dijo que en realidad había sido envenenado por el conde Charles de Montholon, su compañero de cautiverio. Según él, el conde habia vertido diariamente dosis de arsénico en la jarra de vino de Napoleón, al cabo mortales. Piensan que para un personaje de la dimensión de Bonaparte es más grandioso pasar a la Historia de este modo que de una vulgar enfermedad. Ahora resulta que no. La muy serie revista ‘’Ciencia y Vida » publica los resultados de minuciosos análisis llevados a cabo con la ayuda del Centro Nacional de Investigaciones Científicas y la Prefectura de París. Dieciséis cabellos de Bonaparte, de diversos periodos de su vida, fueron analizados por todos los costados. Se preguntarán ustedes de donde sacaron tantas muestras de un cuero cabelludo, pero ya saben que en aquel entonces los enamorados regalaban mechas de cabellos a sus amadas, y de estas Napoleón tuvo muchas, de modo que hoy hay tantos restos del emperador por el mundo como trozos de la Cruz de Cristo. Dice la ciencia que los cabellos analizados contienen cantidades anormales de arsénico en grado tal que si Napoleón hubiese sido envenenado, debería de haber muerto por lo menos tres veces! La hipótesis de los científicos es que Napoleón utilizaba productos para conservar los cabellos, de los que abusaban en el siglo XIX. Lo cual no satisface para nada a los defensores de la existencia de un complot. Arguyen que análisis de este tipo no son suficientes. ?Como se puede demostrar que las muestras capilares son suyas ? Exigen pruebas de ADN, con restos sacados de su cadáver y de sus descendientes. Y aquí nuevo problema, pues se duda de que al cuerpo que reposa en el túmulo del Hotel de los Inválidos en París, sea el del emperador. El Ministerio francés de Defensa se opone a que lo desentierren. Tengo para mi que ya de antemano habían tomado todas clase de precauciones para que a los tres días no se produjese una nueva resurrección y se evadiese de la caja, como lo había hecho de la isla de Elba. Por la leyenda conocemos los poderes misteriosos que se adquieren después una muerte, y por experiencia propia tras una hemorragia cerebral. Lo de resucitar sería pan comido. Más arduo que el demiurgo salga de la caja. Los restos de Bonaparte si hay resto alguno y si son suyos, insisto- fueron trasladados de Santa Elena a París después de aventuras macabras semejantes a las que vivió post mortem Evita Perón, y se encuentra encerrado en seis cajas : una de latón en el momento de su muerte ; otra de caoba para los funerales y la tercera de plomo con la que fue enterrado en la isla. En la cuarta, también de plomo, metieron las tres anteriores para el viaje de Santa Elena a Francia, y aquí los metieron en una quinta, de ébano, y luego en una sexta de roble. Todo ello encerrado en una inmensa mole de piedra finlandesa que le sirve de sarcófago. En el fondo de estos receptáculos reposa, como una matriochka rusa, el emperador de los franceses, si es él o si algo hay. Y por lo visto está completo, mal que le pese a sus partidarios que aseguran tener en su posesión su cabeza « genuina », dicen, con cabellos y todo, analizables y denunciadores.

 

Antiimperialismo primario Publicado el 13/11/2002

Desde mi otero. Ramón Chao Antiimperialismo primario No caigamos en un antiimperialismo primario culpando al pueblo americano por todo lo que ocurre en el mundo o por lo que pueda suceder inmediatamente en Irak. Ya dije el otro día que al igual que Vietnam ganó la guerra a EE.UU. gracias a la oposición interna de este país, los impulsos bélicos de Georges W. Bush sólo se frenarían si el ciudadano medio se moviliza. Por el momento se paraliza, puesto que la mayoría no acudió a votar la semana pasada : el 63% del electorado ni siquiera se presentó en los colegios electorales. Los medios de comunicación hablan de «respaldo masivo» a Bush, cuando sus partidarios sólo lograron el 19% de los votos posibles y a veces con métodos reprobables : el lunes anterior a las elecciones en Baltimore, ciudad esencialmente negra, pobre y demócrata, los republicanos distribuyeron miles de octavillas así redactadas : “Cuando vayáis a votar, cuidado con estar al día del pago de alquileres, multas e impuestos” , amenaza implícita que sin duda frenó a muchos ciudadanos. Parece ser que buena parte del pueblo se está despertando, pero en nombre de la minoría vencedora, el presidente Bush – elegido con medio millón de votos que Gore– es capaz de emprender una guerra horrenda contra un país tan pobre en democracia como rico en petróleo, pero no parece que la existencia de regímenes tiránicos perturbe su conciencia, sino otra sería la suerte de los principados árabes que le suministran oro negro y ejercen en su país un despotismo medieval. Es posible que los americanos no acudieran a votar porque no apreciaban diferencia entre republicanos y demócratas, ampliamente responsables éstos de su propio fracaso : también ellos tienen sus veleidades guerreras y carecen de programa, aparte de unas cuantas medidas elegidas por su carácter supuestamente consensual y por su voluntad de no dejarse desbordar por los republicanos en el terreno del patrioterismo. Pero del desinterés se pasa fácilmente a la actividad cuando se ven sus ideas e intereses mermados. Gracias esa minoría Georges W. Bush posee suma potestad para llevar a cabo las medidas conservadoras exigidas por las fuerzas financieras y armamentísticas que lo izaron al poder. En política interior, el control republicano del Senado le permitirá realizar un programa enloquecido e inspirado por el trust petrolífero y por la derecha religiosa, con sus consecuencias inevitables : aumento de las desigualdades sociales ( reducción de impuestos a los ricos y a las empresas); limitación de las libertades individuales y violación de los derechos de las minorías raciales con el pretexto de la lucha contra el terrorismo; destrucción de las normas que regulan el medio ambiente (sobre las emisiones contaminadoras o los carburantes), autorizaciones de vertido en los ríos y en el mar, perforaciones en Alaska, depósito de desechos nucleares en parques naturales y ataque en regla contra las leyes en favor de la educación, de las minorías y de los desfavorecidos. No hablemos de lo que es patente y está sucediendo ya, como la agravación de la represión policial (nombramiento de un Superministro del Interior) y aumento de penas, en particular la de muerte ampliamente aplicada incluso a menores de edad y a discapacitados mentales. En política exterior, Afganistán regresa al caos y a la edad de piedra, cada vez más alejado de los miles de millones que le habían prometido para su reconstrucción, y Oriente medio se hunde en la guerra por la acción de maniáticos apoyados por Washington. India y Paquistán están a un negro de uña de llegar a las armas ( probablemente nucleares). Esta nueva situación va a exacerbar el delirio intervencionista de los doctores Folamour que pululan en la Casa blanca y el Pentágono ( Bush, Rumsfeldt, Wolfowitz, etc.) más deseosos de colmar sus ambiciones geo-económicas (Corea del Norte posee bombas atómicas pero carece de petróleo; Irak tiene petróleo mas se ignora que disponga de bombas atómicas) que de desarrollo, justicia, paz y verdadera seguridad. Damos por descontado que los americanos van a “reexaminar” en función de sus intereses su apoyo a los acuerdos internacionales como el de Kyoto y el de El Cairo sobre la población mundial, boicoteado por la derecha religiosa debido al punto en el que se abordan los derechos de las mujeres a la contracepción. A los dirigentes actuales debería preocuparles la frase de Lincoln : “You can fooll all the people some time, and some of the people all the time, but you cannot fool all the people all the time.” Lo que pudiéramos traducir que se puede engañar a todo el pueblo algún tiempo y a alguna parte del pueblo todo el tiempo, pero no se puede engañar siempre a todo el pueblo.

 

Un bel morir Publicado el 19/11/2002

Un bel morir Ramón Chao Una bella muerte redime toda una vida, escribe Dante Aligheri en la Divina Comedia. Por una enigmática relación entre dichos y hechos, entre vida, literatura y muerte, esta frase me rondaba allá por 1982, cuando hablaba con el escritor colombiano Alvaro Mutis sobre el título de su próxima novela (Un bel morir ) y me describieran los momentos finales de mi querido Castroviejo. No es que José María necesitase desaparecer para rescatar un mal pasado, siempre moral, ejemplar y divertido. Tal vez el mío sí que lo necesitase. Ya en estas columnas conté cómo lo conocí, en el Hotel Chao de Vilalba, adonde acudía regularmente a pescar. Yo era un niño entonces, y me pasó lo que a aquel sacristán de la Terra Chà que se inclinaba y santiguaba al pasar por delante de todos los santos de la iglesia, salvo del patrón del pueblo. Lo recriminó el párroco y buen hombre respondió : ¡Pero si a ese lo conocí cuando era castaño! ¿Cómo iba a concebir el sacristán que desde entonces la estatua se había dignificado en Ramón y convertido en patrón del pueblo? A Castroviejo lo conocía cuando pescaba, pero respetando escrupulosamente las temporadas, y en Cambados lo vi catando vinos, lo que para mí era una actividad muy alejada de prácticas intelectuales, sin entender que entre sorbo y sorbo, pan y pan ( separaba las catas con un poco de miga para borrar el sabor precedente) lo que estaba haciendo era un entronque con la tierra madre, rito natural de una religión pagana recuperado de forma sanguinaria por el cristianismo. En París, en Holanda, en Tirán lo vi a menudo ( ya lo conté ) y pensé que su costumbre de lavarse las manos cada dos minutos, su manía de no dársela a cualquiera, incluso su obsesión de no tocar los picaportes obedecía al temor de contaminarse. Otra vez me equivoqué. Cuando me contaron la entereza con que afrontó a la sin dientes, me describieron el testamento con sus últimas voluntades con su aplicación escrupulosa, esa procesión marítima y panteísta por la ría de Vigo donde se esparcieron sus cenizas que volvieron así a su elemento original. Poco después Alvaro Mutis, amante de la literatura gallega , tituló su novela “Un bel morir”

 

Marionetas Publicado el 28/11/2002

Desde mi otero. Ramón Chao Marionetas No sé por que le andan buscando las tornas. Que si va a ingerir queimadas a Cambados o si se larga a los Ancares en busca de urogallos. ¿Creen ustedes sinceramente que aunque todo su peso se hallara navegando en el Prestige el barco dejaría de partirse? Antes de ponerse a maldecir de una posible evasión por los cerros toledanos conviene recordar que el famoso villalbés está consagrado como el político más realista de España ( por eso lleva tantos años en cartelera), se sitúa entre los primeros de Europa y estaría en la cumbre si no se le hubiese adelantado Jospin. En plena huelga de Michelin el primer ministro francés confesó que su Estado es impotente ante una empresa multinacional. ¿Y acaso piensan que en este laberinto de armadores con banderas intercambiadas e internacionales tiene más poder el presidente de la Xunta que el responsable de la quinta potencia mundial? ¿No hubiera caído en la demagogia de haber ido a enjugar lágrimas de marineros en Muxía, a sabiendas de la inutilidad de su presencia y del llanto? Hemos de reconocer que una vez más nuestro presidente – el primero en correrse desde la derecha hacia el centro, ese punto estratégico para convertirse en valedor del neoliberalismo – se sinceró antes que Ernesto González Pons, a quien el diario Le Monde trata de cacique del Partido popular. Textualmente dijo : “?Qué podía hacer el gobierno si España no dicta las reglas internacionales que rigen la circulación de barcos basura como el Prestige ?” Fraga llevó la teoría a la práctica con tal sinceridad que puso en evidencia la hipocresía de los que piensan que con unas palmaditas todo se olvida. Y nadie puede negar la sabiduría que implica el paso del más viril falangismo a un modelo eufemísticamente llamado neoliberal, que lo mismo juega con las palabras (liberalismo dejó de significar lo que designaba en tiempos de Fraga Iribarne), que con los intereses y avances sociales de los ciudadanos; un modelo inserto en un sistema de dominación que bajo tintes democráticos genera pobreza y miseria para enriquecer a una minoría privilegiada. La institución practica de este modelo darwiniano de lucha de todos contra todos, basado en la inseguridad en el trabajo, el paro, las reestructuraciones y las mareas negras. Nada de ello hubieran podido lograr sin la complicidad de agentes en todos los niveles de la jerarquía, sobre todo en los más elevados, de hombres que se creen predestinados y a los que el neocapitalismo utiliza de marionetas. Estos deciden las reducciones de los derechos de aduana, la creación de monedas comunes que permite las transferencias masivas de dinero, la mundialización que nos presentan como una fatalidad griega, el tráfico marítimo. Y sostienen a los organismos internacionales como la Organización Mundial del Comercio o el Acuerdo Multilateral sobre Inversiones, poniendo a los Estados al servicio de las multinacionales y para único provecho de las empresas. Por ello nuestro presidente se ha convertido en ejemplo para todos los que, de derechas o de izquierdas, ansían izarse al poder. Los conservadores aceptan el divorcio, el aborto y la homosexualidad, antes pecados nefastos. Poco les cuesta condenar a la Gloriosa Cruzada Nacional que reverenciaron y ayudaron a triunfar. Han cambiado las creencias ancestrales por otra utopía, la free trade faith . La fe del libre intercambio erigida en modelo. Hombres o partidos, sin olvidar a los socialistas, a los comunistas, ni a los que habiendo pasado de la lucha por la vida a la lucha por el poder, aceptan la organización actual del Estado. Con el ejemplo de Fraga comprendieron que desde el centro se cubren las apariencias democráticas. Por ello se cuadran a la orden de los amos del mundo, hoy americanos, pero que muy bien pueden ser mañana de otro continente. Predican la independencia de los Bancos Centrales, la sumisión de los Estados nacionales a las exigencias de la libertad económica y la supresión de los reglamentos de los mercados, entre ellos el de circulación por tierra, aire y mar. Todo es libre. Viértase lo que se vierta, el caso es que suban las acciones de las multinacionales y que sus fechorías queden impunes. No soy político y para nada moralista, aunque lo esté pareciendo. Hay gente y partidos que aspiran al mando y exigen la dimisión de Fraga, sinceramente dispuestos a ejercer el poder mejor que él. Es posible que con los socialistas el neoliberalismo quedara más encubierto. Pero yo primero le pediría al jefe, cuya energía, voluntad y autoritarismo nadie discute y tiene facultad para ahorcar los hábitos, que nos dé una sorpresa como prometió hace meses y se aventure por una vía indispensable a la supervivencia de la humanidad, basada en principios de interés general, participación directa y solidaridad.

 

Recuerdos a Gabo Publicado el 03/12/2002

Desde mi otero Ramón Chao Recuerdos a Gabo Al fin pude empezar a leer, robándole tiempo al tiempo, el último libro de García Márquez que todo el mundo ya conoce y se titula “Vivir para contarla”. No me voy a entregar aquí a la crítica literaria, bastante se dijo ya sobre esta obra que no contiene memorias, sino que son novela; y no novela, pero tal vez recuerdos novelados. Y si alguien no los considera así podía tratarla de narración fantástica en torno a un sólo personaje de existencia real y proyección desmesurada llamado Gabito, Gabo, Gabriel y García Márquez, según las etapas de su vida. En la penúltima se detiene el relato, cuando el muchacho entra en la madurez, y ansioso esperamos la continuación de estas memorias fuera de la memoria en las que, repito, tanto hay de novela como de realidad. De todo tiene que haber, decía Cervantes, para que un libro sea bueno. Gabo nos promete la continuación, obra titánica, que ansiosos esperamos. Hurgar en la memoria, remover el siempre viscoso pasado ha de ser tarea común, no dejar pasar por trechos dolorosos a Gabo solo. Los que hemos compartido momentos de su vida debemos ayudarlo a sacarlos a flote, desenterrarlos. Yo conocí a Gabo de forma asaz rocambolesca, ligada a declaraciones no menos insólitas de Miguel Angel Asturias que ya en su día relaté y ahora no vienen a cuento, pero ya que estamos entre amigos voy a recordar sucintamente. Allá por los años setentas, el escritor guatemalteco y flamante premio Nobel de literatura (1967) me declaró en una entrevista para la revista “Triunfo” que “Cien años de soledad” era un mal plagio de “En busca del absoluto” de Balzac. Lo publiqué, lo desmintió, y hube de enviar a la Revista el texto grabado e íntegro de la interviú. Se armó un revuelo mayúsculo. Cuando vino a París, Gabo quiso conocerme y le di una copia de la grabación. Ahí empezó una amistad mantenida hasta hoy. Luego, en uno de sus viajes a la capital francesa, Gabo me preguntó – era a principios del 74, lo recuerdo por la revolución portuguesa de los claveles -; me preguntó si conocía a la gente de ETA. Sí, yo era a migo de un sacerdote vasco al quien prestaba simpatías con este movimiento que entonces guardaba estricta clandestinidad y gozaba de la simpatía ganada por una lucha que nos parecía esencialmente antifranquista. Quiero, me dijo Gabo, que me consigas a los que tuvieron la idea del la liquidación de Carrero Blanco, desde el momento en que la operación empezó a brillar en su mente hasta que apretaron la llave que desencadenó la explosión. (Recordemos que el almirante Carrero Blanco era el sucesor designado por Franco para perpetuar el régimen fascista salido de un golpe de estado alargado por una guerra civil.) Gabo proponía llevárselos a Venezuela para que le contaran minuciosamente todo el proceso, de A hasta Zeta. Le hablé al cura de marras, y a partir de ahí todo resultó fácil. Me dieron cita el 24 de abril de aquel 1974, el día en que los capitanes portugueses entraban con la democracia en Lisboa y acababan con un régimen sangriento y odioso. En espera del encuentro me fui tranquilamente a México, aceptando una invitación de la presidencia para un homenaje al poeta español León Felipe. Los actos se prolongaron, y con pena hube de acortar mi estadía para acoger a los vascos, que se desplazaban desde Euzkadi a París, a Gabo, desde Barcelona. En café del Barrio latino me encuentro con dos mozarrones tímidos y juveniles, barbados de oreja a oreja, poco locuaces e impacientes de más. Gabo que no llegaba. Hablamos de trivialidades, y Gabo sin llegar. Me disculpé como pude. Es igual, me dijeron, el libro ya está escrito. La autora era Eva Forest. Preséntanos a un editor. Ipso facto los llevé a ver a Jean Lacouture, quien dirigía la colección “Histoire inmédiate” en la editorial Seuil. Así salió “Operación Ogro”, publicado después en español por Ruedo Ibérico. Gabo se me disculpó después por carta, en la que asomaban atisbos de reproche por la indiscreción. ¿Qué esperabas, Gabo? le respondí. ¿ Callarles la boca a los protagonistas de una acción que cambió el destino de España?

 

Indocumentados Publicado el 06/12/2002

Desde mi otero Ramón Chao Indocumentados Europa no funciona. Los países que la componen son diferentes de más. Ya tenía yo ciertas sospechas de la deriva que tomaba el continente cuando uno de sus miembros se negó a que otros le ayudaran a paliar los desastres de la mayor catástrofe marina de la Historia, y quise creer en las palabras de Díaz Cañete, superministro de la pesca: »Afortunadamente, la rápida intervención de las autoridades españolas alejando el barco de las costas han permitido que no temamos una catástrofe ecológica ni grandes problemas para los recursos pesqueros” De modo que no me creí los comentarios de la prensa francesa, que achacaba el desastre a la desidia del gobierno o a la diferencia de culturas. Los franceses son cartesianos y racionalistas y mandan fragatas con antidetergentes, mientras que nosotros, reserva espiritual de Europa, nos remitimos a lo irracional :  » Dios y Santiago nos van a ayudar”, como dijo nuestro presidente. Empecé a barruntar que lo inconcebible se debía a un asunto de vanidad o poder, que llaman competencias – me toca a mi, es asunto tuyo y las playas sin barrer. Me puse a discurrir e incluso me desplacé de París a Compostela para analizar la situación in situ y no dejarme guiar por la rabia. Desinterés hubo, desidia más aún, e igualmente diversiones cinéticas en plena tragedia. Al fin me ancló un convencimiento : no lo hicieron (dejaron de hacer), por soberbia o vanidad – al fin y al cabo sentimientos humanos y comprensibles -, sino por estulticia. Dicen que uno de estos prohombres, cuyo nombre he de callar (no lo quiero ni ignorar), aseguró que a la manifestación que fui, una de las más numerosas que se conocen en la historia de Galicia, concurrieron unos dos o tres mil indocumentados. Si esto es así, como no quiero creer, me pregunto qué clase de gendarmes, de qué suerte de aduaneros dispone Europa para dejar entrar en España a gentuza sin papeles, y andar por sus países como Pedro por su casa, en tiempo de guerra y terrorismo, a desgraciados como Wozniak, el mejor dibujante de Francia, a la encargada de prensa neozelandesa Christine, a Manu Chao y a mí. Vuelvo a Francia con la misma impunidad incomprensible. En el avión leo en La Voz de Galicia, La Vanguardia y El País que los indocumentados seríamos entre ciento cincuenta mil y doscientos mil, lo que me confirmaron ampliamente en Francia todas las televisiones, Le Monde, y otros medios nada sospechosos de superficialidad. Me sentí aliviado por haber estado en compañía de gente cercana. Y todo esto me confirma de que si nuestros administrativos son de este calibre, Europa no puede abrirse camino. En primer lugar, al personaje innombrale habría que enseñarle a calcular. Tal vez, desde lo alto de su oficina, o en su coche oficial, se haya hartado de contar personas, cuando un gallego de a pie o de corredoira sabe que en caso de lluvia lo que se deben contar son paraguas. La gente de nuestra tierra es muy ecónoma, y de la misma manera que la influencia de un periódico se mide por el número de lectores y no de compradores – no lo ignoran en La Voz -, la importancia y repercusión de una juntanza de este tipo (gallega y lluviosa) hay que deducirla multiplicando por cuatro o cinco el número de paraguas. Lo que más me molestaría es que el individuo de marras, subidito en sus arsenales y despreciando la angustia que hemos conocido y conocen los que se encuentran en otra situación, nos hubiera llamado indocumentados. Me retrotrae a las peores épocas del franquismo, cuando salí de España. Al poco tiempo de estar aquí, cada tres meses (plazos que tenía para justificar la residencia), vivía con la angustia de que me expulsaran al no conseguir los papeles. Ahí estamos ahora, con estos señores y los de su partido (utilizo el término en sentido cervantino) que no se limitan a despreciar, sino que con sus palabras dan marcha atrás a la historia. Es normal que por le menos los doscientos mil indocumentados aspiremos a más consideración, los ignoremos y no queramos verlos más.

 

El primer do de pecho Publicado el 10/12/2002

El tenor francés Gilbert Duprez emitió el primer do de pecho de la historia el 17 de diciembre de 1831, cantando la ópera de Rossini Guillermo Tell. Aquel sonido viril y estridente, más tarde el referido Rossini diría que se asemejaba al berrido de un capón cuando lo degüellan, cayó como un trueno en el mundo aflautado y barroco de los castrati, anunciando al tiempo la desaparición de éstos. Era la culminación de una campaña emprendida por los enciclopedistas, masones y filósofos con Voltaire al frente, opuestos a que se le seccionara sus más preciosos atributos a los adolescentes para que siguieran conservando sus voces blancas. Los castratis , esa “bárbara institución”, como dijera Jean-Jacques Rousseau, había nacido en el siglo XVI en la Capilla pontificia de Roma, pues los Santos varones negaban la entrada de las mujeres en ella. Pero por otra parte necesitaban voces de soprano. Así descubrieron que capando a los niños, estos al crecer conservaban una voz infantil “fuente de placeres violentos”, se dijo entonces, al público aristocrático de la época. Célebres fueron los castrados Farinelli y Calfaretti, protegidos por el insólito príncipe Sansevero, inventor de la prensa en color, del impermeable y de la lámpara perpetua, cuyo funcionamiento ignoramos. Tras la derrota de la Revolución francesa de 1789, llega al poder la burguesía, más numerosa, que entra en masa en las salas de concierto. Estas se amplían, y las voces las voces finas de los castrados ya no logran llenarlas, como tampoco el clavecín ni la música de cámara, surgiendo por ellos tenores, piano y grandes conjuntos orquestales. La verdad es que los castrados habían degenerado. Su gorjeo fino, ligero, barroco había derivado hacia el cultivo de la respiración, y era a ver quién resistía más , quien guardaba más tiempo el aliento, sin que las hazañas pulmonares tuvieran nada que ver con el bel canto. A principio del se produce una reacción contra estos abusos musicales, muere en 1861 el último castrado, se empieza otra vez a interesar el valor intrínseco de la voz, que habría de tener una potencia capaz de llegar hasta los apartados gallineros de las nuevas salas. Ahí apareció el do de pecho. Suele decirse que es el sonido más alto al que puede llegar un tenor, y no: los tenores puede alcanzar el re, como el que figura en La Dama Blanca de Boildieu. El do de pecho es una de las últimas notas de la tesitura del tenor, y cualquier cantante que se precie la alcanza hoy con relativa facilidad. Antes del histórico berrido de Duprez, los cantantes llegaban hasta el sol , únicamente con la resonancia baja. Lo que Duprez inició en la memorable sesión fue la técnica mixta. Es decir, cambiar de registro al llegar a las notas agudas. Algo así, si me lo permiten los melómanos puristas, como si un auto que trepa una cuesta renqueando en tercera, mete la segunda para culminar la ascensión con el motor alegre y descansado. de hecho, la radiología moderna demuestra que el mecanismo del apoyo mixto consiste en el desplazamiento del órgano vocal, un poco a la manera – nuevas disculpas- del pistón de una armónica. Con esta nueva técnica mixta – de pecho y de cabeza -, la voz adquiere una tesitura más amplia. Cuando, después de su alarido volvió Duprez a Francia, después de aprender esta técnica en Italia, provocó verdaderos tumultos en los teatros, así como la muerte de su eterno rival, Adolphe Nourrit, a quien la resonante arma de su adversario hizo que se arrojara por un ventanal napolitano. Pero los dioses del canto no dejaron impune la arrogancia de Duprez, y lo mismo que Prometeo fue castigado por haber entregado el fuego divino a los mortales, así el tenor francés se quedó pronto sin voz para el resto de sus días.

 

Las suertes de Chavez Publicado el 13/12/2002

Desde mi otero Ramón Chao Las suertes de Chávez Hace unos meses, cuando el golpe de estado contra Chávez, su detención y la presidencia honoraria del fantoche Carmona, jefe de los empresarios, Ignacio Ramonet fue el único analista que, a mi entender, en el mundo en esta rúbrica profetizó : Y Chávez volverá. Horas después, la legalidad constitucional volvía a instalarse en el palacio de Miraflores. Como con Ignacio llevo largo tiempo de amistad cariñosa y emulación constructiva, véome empujado a vaticinar ahora sobre el mismo tema, rogándo a la Pitia que no me abandone y me retire las dotes adivinatorias. La historia reciente, los eventos actuales – en Caracas y en el resto del mundo -, me incitan a ser a mi pesar pájaro de mal agüero Con actitud dubitativa y en papel de abogado del diablo digo : Chávez puede caer. Comentando el paro indefinido decretado por los que desean atajar el proceso constitucional (Chávez fue elegido por voto dos veces ratificado) con muertos que achacan a sus partidarios ( cuando está demostrado por su pasaporte que el personaje acusado se hallaba en el extranjero); comentando digo las revueltas, cacerolazos y muertes, el muy serio The Gardien británico habla de ambiente pinochetista. La situación en Venezuela hoy, y desde hace un par de años, es equiparable a la que chilena de los setenta: presidentes legales y progresistas ( uno culto y refinado; otro militar y mestizo, lo cual es peor), y enfrente una clase pudiente dispuesta a todo, con los medios de comunicación en guerra ( El Universal de Caracas nada tiene que envidiar en virulencia al Mercurio de Santiago, e igual los sindicatos corruptos y corporativistas, camioneros entones, y petroleros ahora. Sólo el ejército parece favorecer a Chávez, pero también se decía que el chileno era muy profesional y a su frente tenía a un general constitucionalista. Asesinaron al general Prats en lugar pusieron al dictador Pinochet. No es oportuno referir ahora las medidas sociales decididas por Allende. Veamos en qué situación se hallaba Venezuela en 1997, poco antes de la elección de Chávez, y recurrimos a una fuente nada sospechosa de simpatía por él. Según informaciones de la CIA (httc//:www.cia.gov/publications/factook/geos/ve), « sólo el 10% de la población posee más del 40% de la riqueza nacional, y el 10% más pobre dispone de 1,6%. » Chávez se impuso el deber de equilibrar las cifras: decretó una reforma agraria en un país que, dice la citada fuente, sólo cultiva el 3% de su territorio, y puso en actividad los enormes latifundios improductivos. Favoreció la pesca individual, poniendo límites a la industrial; alentó la escolarización de la juventud estableciendo dos comidas diarias para los alumnos (de lo cual se beneficia ahora mas de un millón de alumnos). Copresidente de la OPEP, subió precio del barril de bruto, haciendo saber de paso a los amos de Bus (Exxon-Mobil) y de Aznar (Repsol), que mientras viviera ni soñaran con la privatización del petróleo venezolano. La guerra de Bus ya no es tan fatal como se temía hace dos semanas. Sus consejeros republicanos le han hecho saber que la economía no la soportaría, y que si no aplasta a Sadam Husein en momentos u horas, los marines muertos no se contarían y sí los votos demócratas en las próximas elecciones. La segunda suerte de Chávez, terrible es decirlo, depende el destino de Irak. Si este país desaparece de la carta, pero no su petróleo, a EE.UU no le interesará abrir otro frente, en América latina éste, y puede permitirse el lujo de demostrar su liberalismo dejando que Chávez continúe con su experiencia, y a las fuerzas patronales, y al grupo de prensa Cisneros, programador de la desinformqció, que se ocupen de él

 

Desde mi otero Publicado el 17/12/2002

Desde mi otero Ramon Chao Impenetrable Yourcenar Marguerite Yourcenar, primera mujer elegida miembro de la Academia francesa, en 1980, sería centenaria el año entrante, como Georges Simenon o Raymond Queneau. Se edita ahora en España la traducción de una biografía de la autora de Memorias de Adriano y de La obra en negro, títulos entre otros muchos, que le dieron fama internacional. Antes de abrir el libro de Michel Goslar uno se pregunta si se puede evocar sin caer en un pleonasmo a un escritor cuya vida se confunde con su obra. Los amantes de Marguerite Yourcenar saben con qué incurable precaución prodigó los paratextos ( prefacios, notas, carnés de notas, post-scriptum…) destinados a ilustrar a sus lectores sobre la génesis de sus obras, explicando las reediciones sucesivas que de ellas se hicieron – siempre frágiles, siempre indefensas – y procurándoles un apoyo sutil. El peligro consiste, o bien en que el relato oculte la máscara del creador, o bien domine la figura de éste y lleve a que su obra pase a ser considerada como un legado subalterno e ilustrativo. A menos que el biógrafo se imponga un análisis paciente y que la descripción del itinerario del biografiado se convierta en una obra per se. Esto es lo que ha logrado Michel Goslar con este retrato singular de Marguerite Yourcenar, si bien es cierto que en este caso la reserva y discreción de la autora le ayudaron a desarrollar el análisis literario hasta un sano equilibrio entre su vida y su obra. Al presentar sobriamente las etapas decisivas de la juventud de Yourcenar, Michel Goslar descubre las fuentes de su ambición literaria : ausencia de la madre y “amistad” del padre, desaparición de seres queridos – la sirvienta, víctima de las convenciones sociales ( por lo cual Marguerite las detestará siempre); el hombre, que suscita una pasión que él no puede compartir) son fuegos que ella es incapaz de apagar, pero cuyas consecuencias puede reducir con la literatura. Margueritte Yourcenar salió de la penumbra por medio del largo monólogo de Adriano, su doble imperial y cómplice, tanto de sus sufrimientos como de su ambición. En esta novela, Memorias de Adriano ( con traducción memorable al español por Julio Cortázar), pone en boca del emperador una frase en la que ella y él expresan sus pensamientos sobre sus orígenes. Habla ella, sin duda, cuando le hace decir al emperador: “Mi patria son los libros”. Nacida en Bruselas, nunca adquirió la nacionalidad belga, aunque su padre fuera flamenco y que con él recorriera en su niñez toda la geografía de los Países Bajos. Se trasladó luego a Inglaterra ya de moza, en 1914, y tras ese preludio se instaló en Estados Unidos. Una circunstancia transformada en destino por la fuerza de la historia y de los sentimientos la anclaron allí, en uno de cuyos hospitales falleció el 17 de diciembre de 1987. Sin embargo, la crítica americana, que tardó hasta 1980 para reconocer a Yourcenar; siempre había vacilado entre una admiración ignorante y reproches de academicismo y de conformismo. Así que la futura escritora bien podía expresar su nacionalidad con esa frase que atribuye a Adrián y que pronunciara antes y con variantes Fernando Pessoa ( Minha patria é a lingoa portuguesa). Cierto es que los Estados Unidos ocupan poco espacio en su obra, y que emitía juicios sobre aquella sociedad que podemos tomar como proféticos. Cerca estaba en Diagnóstico de Europa de 1929, de asimilar su tierra de residencia a la barbarie. En este texto ambicioso, tal vez influido por Paul Valéry, Yourcenar atribuye al Viejo continente “la función de un cerebro entre el corazón inmenso de África y la inagotable matriz africana”, sin que en su concepción del mundo quede lugar para la gente de América del Norte. Marguertie Yourcenar es enorme y su obra inconmensurable. El libro de Michel Goslar tiene el mérito de conciliarla con su vida.

 

Desde mi otero Publicado el 17/12/2002

Qué absurdo hubiese sido ser feliz Biografía de Marguerite Yourcenar, por Michel Goslar Paidós. 2002. 24 euros Marguerite Yourcenar, primera mujer elegida miembro de la Academia francesa, en 1980, sería centenaria el año entrante, como Georges Simenon o Raymond Queneau. Se edita ahora en España la traducción de una biografía de la autora de Memorias de Adriano y de La obra en negro, títulos entre otros muchos, que le dieron fama internacional. Antes de abrir el libro de Michel Goslar uno se pregunta si se puede evocar sin caer en un pleonasmo a un escritor cuya vida se confunde con su obra. Los amantes de Marguerite Yourcenar saben con qué incurable precaución prodigó los paratextos ( prefacios, notas, carnés de notas, post-scriptum…) destinados a ilustrar a sus lectores sobre la génesis de sus obras, explicando las reediciones sucesivas que de ellas se hicieron – siempre frágiles, siempre indefensas – y procurándoles un apoyo sutil. El peligro consiste, o bien en que el relato oculte la máscara del creador, o bien domine la figura de éste y lleve a que su obra pase a ser considerada como un legado subalterno e ilustrativo. A menos que el biógrafo se imponga un análisis paciente y que la descripción del itinerario del biografiado se convierta en una obra per se. Esto es lo que ha logrado Michel Goslar con este retrato singular de Marguerite Yourcenar, si bien es cierto que en este caso la reserva y discreción de la autora le ayudaron a desarrollar el análisis literario hasta un sano equilibrio entre su vida y su obra. Al presentar sobriamente las etapas decisivas de la juventud de Yourcenar, Michel Goslar descubre las fuentes de su ambición literaria : ausencia de la madre y “amistad” del padre, desaparición de seres queridos – la sirvienta, víctima de las convenciones sociales ( por lo cual Marguerite las detestará siempre); el hombre, que suscita una pasión que él no puede compartir) son fuegos que ella es incapaz de apagar, pero cuyas consecuencias puede reducir con la literatura. Margueritte Yourcenar salió de la penumbra por medio del largo monólogo de Adriano, su doble imperial y cómplice, tanto de sus sufrimientos como de su ambición. En esta novela, Memorias de Adriano ( con traducción memorable al español por Julio Cortázar), pone en boca del emperador una frase en la que ella y él expresan sus pensamientos sobre sus orígenes. Habla ella, sin duda, cuando le hace decir al emperador: “Mi patria son los libros”. Nacida en Bruselas, nunca adquirió la nacionalidad belga, aunque su padre fuera flamenco y que con él recorriera en su niñez toda la geografía de los Países Bajos. Se trasladó luego a Inglaterra ya de moza, en 1914, y tras ese preludio se instaló en Estados Unidos. Una circunstancia transformada en destino por la fuerza de la historia y de los sentimientos la anclaron allí, en uno de cuyos hospitales falleció el 17 de diciembre de 1987. Sin embargo, la crítica americana, que tardó hasta 1980 para reconocer a Yourcenar; siempre había vacilado entre una admiración ignorante y reproches de academicismo y de conformismo. Así que la futura escritora bien podía expresar su nacionalidad con esa frase que atribuye a Adrián y que pronunciara antes y con variantes Fernando Pessoa ( Minha patria é a lingoa portuguesa). Cierto es que los Estados Unidos ocupan poco espacio en su obra, y que emitía juicios sobre aquella sociedad que podemos tomar como proféticos. Cerca estaba en Diagnóstico de Europa de 1929, de asimilar su tierra de residencia a la barbarie. En este texto ambicioso, tal vez influido por Paul Valéry, Yourcenar atribuye al Viejo continente “la función de un cerebro entre el corazón inmenso de África y la inagotable matriz africana”, sin que en su concepción del mundo quede lugar para la gente de América del Norte. Marguertie Yourcenar es enorme y su obra inconmensurable. El libro de Michel Goslar tiene el mérito de conciliarla con su vida. Ramón Chao

 

 

 

Articles parus dans la Revue « TRIUNFO »

 

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: « Capitalismo moderno y revolución », de Paul Cardan
Num: 423 Año:XXV
Fecha de publicación: 11-07-1970 Página(s):66
Tema: Libros y lecturas
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: reseñas , ensayos , Castoriadis, Cornelius, 1922-1997

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: « Entre la bomba y dios »
Num: 576 Año:XXVIII
Fecha de publicación: 13-10-1973 Página(s):18-19
Tema: Política
Descriptores: política y gobierno , Francia , armas nucleares y desarme

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: « Entre Marx y una mujer desnuda »
Num: 786 Año:XXXII
Fecha de publicación: 18-02-1978 Página(s):56-57
Tema: Libros y lecturas
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: reseñas , Adoum, Jorge Enrique, 1926- , Entre Marx y una mujer desnuda

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: « La sangre del cóndor »
Num: 448 Año:XXV
Fecha de publicación: 02-01-1971 Página(s):40
Tema: Cine
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: crítica cinematográfica , cine latinoamericano , Sanjinés, Jorge, 1937-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: « Le genou de Claire »de Eric Rohmer
Num: 456 Año:XXVI
Fecha de publicación: 27-02-1971 Página(s):65-66
Tema: Cine
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: crítica cinematográfica , cineastas , Rohmer, Eric, 1920-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: « Quejío », en París
Num: 504 Año:XXVII
Fecha de publicación: 27-05-1972 Página(s):64-65
Tema: Teatro y danza
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: teatro español , crítica teatral , Távora, Salvador, 1930-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: « Rentree » con la LIP a cuestas
Num: 574 Año:XXVIII
Fecha de publicación: 29-09-1973 Página(s):8-9
Tema: Política
Descriptores: huelgas , obreros , Francia

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: « Sierra Maestra », film de política-ficción
Num: 442 Año:XXV
Fecha de publicación: 21-11-1970 Página(s):33
Tema: Cine
Descriptores: crítica cinematográfica , cineastas , Birri, Fernando, 1925-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: « Toda la verdad » de Garaudy
Num: 405 Año:XXIV
Fecha de publicación: 07-03-1970 Página(s):7
Tema: Libros y lecturas
Sección: En punto
Descriptores: reseñas , ensayos , Garaudy, Roger, 1913-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: 1974, año Schönberg
Num: 617 Año:XXIX
Fecha de publicación: 27-07-1974 Página(s):34-35
Autor Secundario: Rubio, José Ramón, 1950-
Tema: Música
Descriptores: músicos , Schoenberg, Arnold, 1874-1951
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: A Pinochet no le gusta la televisión
Num: 794 Año:XXXII
Fecha de publicación: 15-04-1978 Página(s):73
Tema: Política
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: libertad de expresión , emisiones de televisión , Pinochet Ugarte, Augusto, 1915-2006

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Adelaida Blázquez: raíces y liberación
Num: 721 Año:XXXI
Fecha de publicación: 20-11-1976 Página(s):50-51
Autor Secundario: Marull, Ferrand, 1923-
Tema: Literatura
Descriptores: entrevistas , Blázquez, Adelaida , escritoras españolas

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Al principio fue el ritmo
Num: 17 Año:XXXVI
Fecha de publicación: 01-03-1982 Página(s):62-65
Tema: Música
Descriptores: música de percusión , instrumentos de música , músicos

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Albert Boadella, otra generación de exiliados
Num: 794 Año:XXXII
Fecha de publicación: 15-04-1978 Página(s):64
Tema: Política
Descriptores: libertad de expresión , teatro español , Boadella, Albert, 1943-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Alejo Carpentier: una literatura inmensa
Num: 613 Año:XXIX
Fecha de publicación: 29-06-1974 Página(s):48-51
Tema: Literatura
Descriptores: escritores cubanos , Carpentier, Alejo, 1904-1980

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Alicia Alonso: ciega, pero clarividente
Num: 495 Año:XXVII
Fecha de publicación: 25-03-1972 Página(s):34-34
Tema: Teatro y danza
Descriptores: ballet , bailarines , Alonso, Alicia, 1923-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Aníbal Núñez o la fértil ambigüedad
Num: 507 Año:XXVII
Fecha de publicación: 17-06-1972 Página(s):45-46
Tema: Libros y lecturas
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: reseñas , poesía española , Núñez, Aníbal, 1944-1987

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Antonin Artaud: Más allá de la locura
Num: 648 Año:XXIX
Fecha de publicación: 01-03-1975 Página(s):54
Tema: Libros y lecturas
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: reseñas , Artaud, Antonin, 1896-1948 , Obras Completas

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Antonio Saura expulsado
Num: 776 Año:XXXII
Fecha de publicación: 10-12-1977 Página(s):20
Tema: Política
Descriptores: Francia , deportación , Saura, Antonio, 1930-1998

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Antonio Saura: conversación retrospectiva
Num: 902 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 10-05-1980 Página(s):40-43
Tema: Bellas Artes
Descriptores: crítica de arte , pintores españoles , Saura, Antonio, 1930-1998
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Arrabal, cineasta
Num: 466 Año:XXVI
Fecha de publicación: 08-05-1971 Página(s):49
Tema: Cine
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: crítica cinematográfica , cineastas , Arrabal, Fernando, 1932-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Asturias abandona
Num: 411 Año:XXV
Fecha de publicación: 18-04-1970 Página(s):5-6
Tema: Política
Sección: En punto
Descriptores: política y gobierno , Guatemala , Asturias, Miguel Ángel, 1899-1974

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Augusto Roa Bastos: así se reescribe la historia
Num: 801 Año:XXXII
Fecha de publicación: 03-06-1978 Página(s):70-72
Tema: Literatura
Descriptores: entrevistas , Roa Bastos, Augusto Antonio, 1917-2005 , Yo, el supremo

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Balmain: la revancha de la alta costura
Num: 595 Año:XXVIII
Fecha de publicación: 23-02-1974 Página(s):32-35
Tema: Moda
Descriptores: cuidados de belleza , prendas de vestir , Balmain, Pierre, 1914-1982

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Berzosa otro español sin frontera
Num: 640 Año:XXIX
Fecha de publicación: 04-01-1975 Página(s):40-41
Tema: Cine
Descriptores: crítica cinematográfica , cineastas , Berzosa, José-María, 1928-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Bofill: conflicto político
Num: 826 Año:XXXII
Fecha de publicación: 25-11-1978 Página(s):66-67
Tema: Bellas Artes
Descriptores: arquitectura , París (Francia) , Bofill, Ricardo, 1939-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Bonifacio Alfonso: el observador incorruptible
Num: 839 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 24-02-1979 Página(s):51
Tema: Bellas Artes
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: crítica de arte , pintores españoles , Alonso, Bonifacio, 1933-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Broglia en la Galería Ynguanzo
Num: 645 Año:XXIX
Fecha de publicación: 08-02-1975 Página(s):48-49
Tema: Bellas Artes
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: exposiciones , escultores uruguayos , Broglia, Enrique, 1942-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Broglia: ritmos de bronce y de papel
Num: 840 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 03-03-1979 Página(s):52
Tema: Bellas Artes
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: exposiciones , escultores uruguayos , Broglia, Enrique, 1942-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Cabanillas, censurado
Num: 621 Año:XXIX
Fecha de publicación: 21-08-1974 Página(s):32-33
Tema: Literatura
Descriptores: escritores españoles , censura , Cabanillas, Ramón, 1876-1959
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Carlos fuentes: recomponer el mosaico mexicano
Num: 705 Año:XXXI
Fecha de publicación: 31-07-1976 Página(s):42-43
Autor Secundario: Marull, Ferrand, 1923-
Tema: Literatura
Descriptores: escritores mexicanos , entrevistas , Fuentes, Carlos, 1928-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Carpentier y Pablo de la Torriente
Num: 780 Año:XXXII
Fecha de publicación: 07-01-1978 Página(s):47
Tema: Prensa
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: Triunfo (Madrid, España) , erratas , Carpentier, Alejo, 1904-1980

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Centenario de Pablo Gargallo
Num: 6 Año:XXXV
Fecha de publicación: 01-04-1981 Página(s):62
Tema: Bellas Artes
Descriptores: pintores españoles , esculturas , Gargallo, Pablo, 1881-1934

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Chillida, otra vez
Num: 405 Año:XXIV
Fecha de publicación: 07-03-1970 Página(s):49
Tema: Bellas Artes
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: pintores españoles , Chillida, Eduardo, 1924-2002

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Cien años: Albert Schweitzer ni dios ni diablo
Num: 649 Año:XXIX
Fecha de publicación: 08-03-1975 Página(s):44-45
Tema: Sociedad
Descriptores: Schweitzer, Albert, 1875-1965 , médicos , Gabón

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Claude Julien: dejar hablar al tercer mundo
Num: 876 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 10-11-1979 Página(s):45
Autor Secundario: Durán
Tema: Prensa
Descriptores: periodistas , Le Monde (París Francia) , Julien, Claude, 1925-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Clodomiro Almeyda: « aislar a la Junta »
Num: 718 Año:XXXI
Fecha de publicación: 30-10-1976 Página(s):25
Tema: Política
Descriptores: entrevistas , Almeyda, Clodomiro, 1923- , Chile

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Comité Internacional de los MIR
Num: 681 Año:XXX
Fecha de publicación: 14-02-1976 Página(s):25
Tema: Política
Descriptores: España , médicos

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Con Vicente Aleixandre
Num: 768 Año:XXXII
Fecha de publicación: 15-10-1977 Página(s):76
Autor Secundario: Arenas Ladislao, Luis
Tema: Literatura
Descriptores: escritores españoles , Premios Nobel , Aleixandre, Vicente, 1898-1984

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Contrapunto
Num: 719 Año:XXXI
Fecha de publicación: 06-11-1976 Página(s):9
Tema: Política
Descriptores: Juan Carlos I, Rey de España , visitas oficiales , Francia
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Corvalán en Moscú: « hay presos y presos »
Num: 729 Año:XXXI
Fecha de publicación: 15-01-1977 Página(s):18
Tema: Política
Descriptores: presos políticos , Corvalán Luis, 1916- , Bukovskii, Vladimir Konstantinovich, 1942-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Courrèges: moda y sociedad
Num: 540 Año:XXVII
Fecha de publicación: 03-02-1973 Página(s):31-33
Tema: Moda
Descriptores: cuidados de belleza , prendas de vestir , Courrèges, André, 1923-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Cristóbal Halffter
Num: 567 Año:XXVII
Fecha de publicación: 11-08-1973 Página(s):34-36
Tema: Música
Descriptores: músicos , Halffter, Cristóbal, 1930-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Cristóbal Halffter estrena en París
Num: 838 Año:XXXII
Fecha de publicación: 17-02-1979 Página(s):51-52
Tema: Música
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: crítica musical , músicos , Halffter, Cristóbal, 1930-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Cuba: el despegue
Num: 645 Año:XXIX
Fecha de publicación: 08-02-1975 Página(s):9-10
Tema: Política
Descriptores: Cuba , Francia , Rodríguez, Carlos Rafael, 1913-1997

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Darío Fo: de bufón a crítico
Num: 627 Año:XXIX
Fecha de publicación: 05-10-1974 Página(s):42-43
Tema: Teatro y danza
Descriptores: teatro italiano , dramaturgos , Fo, Dario, 1926-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Darío Villalba: una sola transparencia biológica
Num: 585 Año:XXVIII
Fecha de publicación: 15-12-1973 Página(s):97
Tema: Bellas Artes
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: crítica de arte , pintores españoles , Villalba, Darío, 1939-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Diez años de profundidad
Num: 841 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 10-03-1979 Página(s):42-43
Tema: Bellas Artes
Descriptores: crítica de arte , pintores españoles , Saura, Antonio, 1930-1998

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Diez años después:Tierno Galván en Salamanca
Num: 672 Año:XXX
Fecha de publicación: 16-08-1975 Página(s):14
Tema: Política
Descriptores: Tierno Galván, Enrique, 1918-1986 , Salamanca (España) , profesores (enseñanza superior)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Doble exposición de Guinovart en París
Num: 885 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 12-01-1980 Página(s):38-39
Tema: Bellas Artes
Descriptores: crítica de arte , pintores españoles , Guinovart, Josep, 1927-2007
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Edouard Bailby, cronista del franquismo
Num: 726 Año:XXXI
Fecha de publicación: 25-12-1976 Página(s):60
Tema: Libros y lecturas
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: reseñas , España hacia la democracia , Bailby, Edouard, 1929-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El « lendakari » como interlocutor
Num: 765 Año:XXXII
Fecha de publicación: 24-09-1977 Página(s):13-14
Tema: Política
Descriptores: País Vasco (España) , política y gobierno , Leizaola, Jesús María de, 1896-1989

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El arte español veranea en París
Num: 563 Año:XXVII
Fecha de publicación: 14-07-1973 Página(s):38-39
Tema: Bellas Artes
Descriptores: exposiciones , pintores españoles , París (Francia)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El Bread and Puppet en Europa
Num: 592 Año:XXVIII
Fecha de publicación: 02-02-1974 Página(s):32-33
Tema: Teatro y danza
Descriptores: crítica teatral , Bread and Puppet

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El carlismo, hoy
Num: 694 Año:XXX
Fecha de publicación: 15-05-1976 Página(s):74-76
Descriptores: entrevistas , Borbón, Francisco Javier de, 1889-1977 , Carlistas

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El caso de Bruay en Artois
Num: 557 Año:XXVII
Fecha de publicación: 02-06-1973 Página(s):23-25
Tema: Sociedad
Descriptores: asesinos , asesinatos , Bruay (Artois, Francia)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El centro Beaubourg, 100. 000 metros cuadrados de cultura
Num: 735 Año:XXXII
Fecha de publicación: 26-02-1977 Página(s):58
Tema: Bellas Artes
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: Centro Georges Pompidou (París, Francia) , exposiciones , difusión cultural

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El ceremonial Nobel o la jerigonza sueca
Num: 482 Año:XXVI
Fecha de publicación: 25-12-1971 Página(s):49
Tema: Libros y lecturas
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: premios literarios , Premios Nobel

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El congreso socialista de Pau
Num: 646 Año:XXIX
Fecha de publicación: 15-02-1975 Página(s):6
Tema: Política
Descriptores: Parti Socialiste (Francia) , socialistas , congresos

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El Festival Barbarela de conjuntos « pop »
Num: 421 Año:XXV
Fecha de publicación: 27-06-1970 Página(s):46-47
Tema: Música
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: músicos , cantantes , España
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El Festival de Royan
Num: 605 Año:XXIX
Fecha de publicación: 04-05-1974 Página(s):68-69
Tema: Música
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: festivales musicales , Festival de Música de Royan (Francia)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El Goncourt y el Renaudot
Num: 444 Año:XXV
Fecha de publicación: 05-12-1970 Página(s):41-42
Tema: Literatura
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: premios literarios , Premio Goncourt (Francia)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El lebrijano, en Nancy, o los peligros de un festival
Num: 466 Año:XXVI
Fecha de publicación: 08-05-1971 Página(s):52
Tema: Teatro y danza
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: festivales de teatro , Festival de Teatro de Nancy (Francia) , Teatro Estudio Lebrijano (España)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El libro protagonista
Num: 490 Año:XXVI
Fecha de publicación: 19-02-1972 Página(s):36-37
Tema: Libros y lecturas
Descriptores: editores y edición , libreros y librería , Festival Internacional del Libro (Niza, Francia)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El Mayo del 76
Num: 692 Año:XXX
Fecha de publicación: 01-05-1976 Página(s):42-43
Tema: Política
Descriptores: Francia , manifestaciones , estudiantes

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El misterioso Francis Bacon
Num: 481 Año:XXVI
Fecha de publicación: 18-12-1971 Página(s):24-25
Tema: Bellas Artes
Descriptores: pintores ingleses , Bacon, Francis, 1909-1992

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El modelo chileno en Francia
Num: 573 Año:XXVIII
Fecha de publicación: 22-09-1973 Página(s):14
Tema: Política
Sección: Especial Chile
Descriptores: política y gobierno , Francia

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El nuevo turismo cultural
Num: 8 Año:XXXV
Fecha de publicación: 01-06-1981 Página(s):78-80
Tema: Sociedad
Descriptores: vacaciones , Europa , turismo cultural

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El oportuno Brassens
Num: 539 Año:XXVII
Fecha de publicación: 27-01-1973 Página(s):35
Tema: Música
Descriptores: músicos , cantantes , Brassens, Georges, 1921-1981

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El ORTF, atomizado
Num: 615 Año:XXIX
Fecha de publicación: 13-07-1974 Página(s):11
Tema: Televisión
Descriptores: televisión francesa , Office de radiodiffusion-télévision française (París, Francia)
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El oscuro objeto del deseo: perplejidad francesa
Num: 766 Año:XXXII
Fecha de publicación: 01-10-1977 Página(s):37
Tema: Cine
Descriptores: crítica cinematográfica , Buñuel, Luis, 1900-1983 , El oscuro objeto del deseo

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El padre severo persevera
Num: 887 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 26-01-1980 Página(s):41
Tema: Ciencia
Descriptores: Société Psychanalytique de Paris (París, Francia) , psicoanálisis , Lacan, Jacques, 1901-1981

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El Premio Interaliado cayó a la derecha
Num: 448 Año:XXV
Fecha de publicación: 02-01-1971 Página(s):37
Tema: Literatura
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: premios literarios , Premio Interaliado (Francia) , Déon, Miche, 1919-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El reino milenario de Jerónimo Bosco
Num: 3 Año:XXXIV
Fecha de publicación: 01-01-1981 Página(s):67-71
Tema: Bellas Artes
Descriptores: crítica de arte , Bosch, Hieronymus, 1450-1516

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El San Valentín francés
Num: 820 Año:XXXII
Fecha de publicación: 14-10-1978 Página(s):50-51
Tema: Política
Descriptores: Francia , violencia , asesinatos

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El tercer mundo, en entredicho
Num: 818 Año:XXXII
Fecha de publicación: 30-09-1978 Página(s):36
Tema: Política
Descriptores: política internacional , relaciones internacionales , países en vías de desarrollo

Autor: Dávila, Luis
Véase además: Vázquez Montalbán, Manuel, 1939-2003 ; Cámara, Sixto ; Manolo V el Empecinado ; Baronesa d’Orcy ; Menelao el Areopagita
Título: El Tour: un desafío a la derecha francesa
Num: 564 Año:XXVII
Fecha de publicación: 21-07-1973 Página(s):34-36
Autor Secundario: Chao, Ramón, 1935-
Tema: Deportes
Descriptores: ciclismo , Tour de Francia (1973)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El verdadero rostro de Lautreamont
Num: 769 Año:XXXII
Fecha de publicación: 22-10-1977 Página(s):45
Tema: Literatura
Descriptores: escritores francéses , Lautréamont, 1846-1870 , fotografías

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El viaje de Pompidou a la URSS
Num: 438 Año:XXV
Fecha de publicación: 24-10-1970 Página(s):8-9
Tema: Política
Descriptores: política internacional , relaciones internacionales , relaciones Francia Unión Soviética

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: El Watergate francés
Num: 586 Año:XXVIII
Fecha de publicación: 22-12-1973 Página(s):8-9
Autor Secundario: Saltés
Tema: Política
Descriptores: publicaciones periódicas , Francia , escucha electrónica
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: En busca de una exposición
Num: 583 Año:XXVIII
Fecha de publicación: 01-12-1973 Página(s):65-66
Tema: Bellas Artes
Descriptores: pintores españoles , Fernández, Luis, 1900-1973

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: En el centenario de Manuel de Falla
Num: 722 Año:XXXI
Fecha de publicación: 27-11-1976 Página(s):63-67
Tema: Música
Descriptores: homenajes , músicos españoles , Falla, Manuel de, 1876-1946

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: En las pantallas francesas: erotismo a gogo
Num: 626 Año:XXIX
Fecha de publicación: 28-09-1974 Página(s):46-47
Tema: Cine
Descriptores: crítica cinematográfica , películas eróticas , Francia

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: En Uruguay, la música en libertad
Num: 857 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 30-06-1979 Página(s):42
Tema: Música
Descriptores: presos políticos , músicos , Estrella, Miguel Angel, 1936-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Entre el partido comunista y los izquierdistas: una historia macabra
Num: 468 Año:XXVI
Fecha de publicación: 22-05-1971 Página(s):7
Tema: Política
Descriptores: política y gobierno , Francia , partidos comunistas

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Entrevista con Agustín García Calvo
Num: 518 Año:XXVII
Fecha de publicación: 02-09-1972 Página(s):43
Tema: Libros y lecturas
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: escritores españoles , García Calvo, Agustín, 1926-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Entrevista con Juan Marinello
Num: 519 Año:XXVII
Fecha de publicación: 09-09-1972 Página(s):43-44
Tema: Literatura
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: escritores cubanos , Marinello, Juan, 1898-1977

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Ernesto Guevara: desmitificar al Ché
Num: 728 Año:XXXI
Fecha de publicación: 08-01-1977 Página(s):21-23
Autor Secundario: Mato
Tema: Política
Descriptores: entrevistas , Guevara Lynch, Ernesto, 1901- , Guevara, Ernesto, 1928-1967

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Españoles en París
Num: 633 Año:XXIX
Fecha de publicación: 16-11-1974 Página(s):83-85
Tema: Música
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: festivales musicales , Festival de Otroño de París (Francia) , música española

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Eva Perón, lanzada
Num: 411 Año:XXV
Fecha de publicación: 18-04-1970 Página(s):46
Tema: Teatro y danza
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: teatro francés , Perón, Eva, 1919-1952
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Exposición del griego Kaniaris
Num: 410 Año:XXV
Fecha de publicación: 11-04-1970 Página(s):46
Tema: Bellas Artes
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: expocisiones , esculturas , Kaniaris, Vlassis (escultor)

Autor: Valente, José Ángel, 1929-2000
Título: Fernández o el muestrario del mundo
Num: 515 Año:XXVII
Fecha de publicación: 12-08-1972 Página(s):33-37
Autor Secundario: Chao, Ramón, 1935- ; Ullán, José-Miguel, 1944-
Tema: Bellas Artes
Descriptores: pintores españoles , Fernández, Luis, 1900-1973

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Festival de la canción de los pueblos de España
Num: 396 Año:XXIV
Fecha de publicación: 03-01-1970 Página(s):46
Tema: Música
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: festivales musicales , Festival de la Canción de los Pueblos de España

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Festival del libro de Niza
Num: 472 Año:XXVI
Fecha de publicación: 19-06-1971 Página(s):54
Tema: Literatura
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: escritores latinoamericanos , Asturias, Miguel Ángel, 1899-1974 , García Márquez, Gabriel, 1928-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Festival del Libro de Niza: Premio Internacional de la Prensa a Jürgen Fuchs y Adelaida Blázquez
Num: 747 Año:XXXII
Fecha de publicación: 21-05-1977 Página(s):71
Tema: Literatura
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: premios literarios , Festival del Libro de Niza , Blázquez, Adelaida

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Francia hereda el mito y el tesoro de Picasso
Num: 878 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 24-11-1979 Página(s):50-51
Tema: Bellas Artes
Descriptores: París (Francia) , museos , Picasso, Pablo, 1881-1973

Autor: Backmann, René, 1944-
Título: Francia vísperas electorales
Num: 364 Año:XXIV
Fecha de publicación: 24-05-1969 Página(s):15-20
Autor Secundario: Chao, Ramón, 1935-
Tema: Política
Descriptores: política y gobierno , Francia

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Francia: ahora el chiraquismo
Num: 725 Año:XXXI
Fecha de publicación: 18-12-1976 Página(s):22
Tema: Política
Descriptores: Francia , elecciones , Chirac, Jacques, 1932-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Francia: dos cadáveres excelentes
Num: 729 Año:XXXI
Fecha de publicación: 15-01-1977 Página(s):33
Tema: Política
Descriptores: Francia , Broglie, Jean, prince de, 1921-1976 , Amaury, Émilien, 1909-1977

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Francia: el plan Barre, como el de Giscard
Num: 714 Año:XXXI
Fecha de publicación: 02-10-1976 Página(s):21
Tema: Economía
Descriptores: Francia , política económica , Barre, Raymond, 1924-2007
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Francia: emigrantes en París
Num: 657 Año:XXX
Fecha de publicación: 26-04-1975 Página(s):11-12
Tema: Sociedad
Descriptores: París (Francia) , inmigrantes , españoles

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Francia: Goncourt y Renaudot
Num: 531 Año:XXVII
Fecha de publicación: 02-12-1972 Página(s):61
Tema: Literatura
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: premios literarios , Premio Goncourt (Francia) , Premio Renaudot (Francia)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Francia: la enfermedad de Marchais y la unión de la izquierda
Num: 643 Año:XXIX
Fecha de publicación: 25-01-1975 Página(s):10
Tema: Política
Descriptores: Francia , política y gobierno , Marchais, Georges, 1920-1997

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Francia: premios literarios
Num: 636 Año:XXIX
Fecha de publicación: 07-12-1974 Página(s):106-107
Tema: Libros y lecturas
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: premios literarios , Francia , Premio Goncourt (Francia)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Francia: una lotería macabra
Num: 731 Año:XXXI
Fecha de publicación: 29-01-1977 Página(s):18
Tema: Sociedad
Descriptores: política y gobierno , pena de muerte , Francia

Autor: Blázquez, Adelaida, 1931-
Título: Freud no se equivocó, pero la mujer es diferente: Luce Irigaray
Num: 863 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 11-08-1979 Página(s):42-44
Autor Secundario: Chao, Ramón, 1935-
Tema: Sociedad
Descriptores: entrevistas , Irigaray, Luce, 1930-mujeres

Autor: Ramonet, Ignacio, 1943-
Título: Gabriel García Márquez: la guerra de la información ha comenzado
Num: 874 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 27-10-1979 Página(s):36-40
Autor Secundario: Chao, Ramón, 1935- ; Durán
Tema: Literatura
Descriptores: escritores colombianos , periodismo , García Márquez, Gabriel, 1928-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Gana Mitterrand, pierde el CERES
Num: 754 Año:XXXII
Fecha de publicación: 09-07-1977 Página(s):21
Tema: Política
Descriptores: Francia , elecciones , Mitterrand, François, 1916-1996

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: García Márquez: el caso Reynold González
Num: 796 Año:XXXII
Fecha de publicación: 29-04-1978 Página(s):54-57
Autor Secundario: Navarro, A. ; Pérez, Bernardo, 1956-
Tema: Política
Descriptores: Cuba , presos políticos , González, Reynold

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Gargallo, el profeta
Num: 617 Año:XXIX
Fecha de publicación: 27-07-1974 Página(s):40
Tema: Bellas Artes
Descriptores: pintores españoles , esculturas , Gargallo, Pablo, 1881-1934
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Gargallo, en el museo Rodin
Num: 415 Año:XXV
Fecha de publicación: 16-05-1970 Página(s):46
Tema: Bellas Artes
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: pintores españoles , esculturas , Gargallo, Pablo, 1881-1934

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: George Marchais: una de cal y otra de arena
Num: 852 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 26-05-1979 Página(s):36
Tema: Política
Descriptores: congresos y conferencias , Parti communiste français (Francia) , Marchais, Georges, 1920-1997

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Gómez Arcos, finalista: un español que novela en francés
Num: 826 Año:XXXII
Fecha de publicación: 25-11-1978 Página(s):58-59
Tema: Literatura
Descriptores: Premio Goncourt (Francia) , escritores españoles , Gómez Arcos, Agustín, 1933-1998

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Goya, en París
Num: 438 Año:XXV
Fecha de publicación: 24-10-1970 Página(s):43
Tema: Bellas Artes
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: pintores españoles , Goya, Francisco de, 1746-1828 , París (Francia)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Goytisolo y la creación narrativa
Num: 489 Año:XXVI
Fecha de publicación: 12-02-1972 Página(s):46
Tema: Libros y lecturas
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: reseñas , novela española , Goytisolo, Juan, 1931-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Granada en la UNESCO
Num: 733 Año:XXXI
Fecha de publicación: 12-02-1977 Página(s):54-55
Tema: Bellas Artes
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: exposiciones , UNESCO (París, Francia) , Granada (España)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Grau Garriga, en París
Num: 452 Año:XXV
Fecha de publicación: 30-01-1971 Página(s):51
Tema: Bellas Artes
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: pintores españoles , Grau-Garriga, Josep, 1929-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Habla Juan Bosch
Num: 373 Año:XXIV
Fecha de publicación: 26-07-1969 Página(s):9-10
Tema: Política
Sección: En punto
Descriptores: política y gobierno , República Dominicana , Bosch, Juan 1909-2001

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Hace 150 años: El primer Do de pecho
Num: 15 Año:XXXVI
Fecha de publicación: 01-01-1982 Página(s):84-85
Tema: Música
Descriptores: ópera , cantantes , historia

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Hacia la ilusión lírica
Num: 599 Año:XXVIII
Fecha de publicación: 23-03-1974 Página(s):42-43
Tema: Bellas Artes
Descriptores: esculturas , Exposición Internacional de Escultura en la Calle (Tenerife, España)
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Hermano Lobo, centenario en París
Num: 605 Año:XXIX
Fecha de publicación: 04-05-1974 Página(s):49
Tema: Libros y lecturas
Descriptores: publicaciones periódicas , humor , Hermano Lobo

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Huelga de hambre de Astudillo
Num: 704 Año:XXXI
Fecha de publicación: 24-07-1976 Página(s):9
Tema: Política
Descriptores: España , presos políticos , huegas de hambre

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Huelga de mujeres
Num: 607 Año:XXIX
Fecha de publicación: 18-05-1974 Página(s):13
Tema: Política
Descriptores: política y gobierno , Francia , mujeres

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Huelga nacional en Francia
Num: 749 Año:XXXII
Fecha de publicación: 04-06-1977 Página(s):20
Tema: Política
Descriptores: Francia , huelgas , Barre, Raymond, 1924-2007

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Huida de canciones
Num: 405 Año:XXIV
Fecha de publicación: 07-03-1970 Página(s):50-51
Tema: Música
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: festivales musicales , Festival de la Canción de los Pueblos de España , París (Francia)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Ianis Xenakis
Num: 545 Año:XXVII
Fecha de publicación: 10-03-1973 Página(s):36-39
Tema: Música
Descriptores: música electroacústica , música electrónica , Xenakis, Iannis, 1922-2001

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Imágenes y diálogos de una noche electoral
Num: 791 Año:XXXII
Fecha de publicación: 25-03-1978 Página(s):52-53
Tema: Política
Descriptores: Francia , elecciones , derecha e izquierda (ciencia política)

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Informe personal sobre Adoum
Num: 587 Año:XXVIII
Fecha de publicación: 29-12-1973 Página(s):65
Tema: Libros y lecturas
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: reseñas , poesía ecuatoriana , Adoum, Jorge Enrique, 1926-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Isabel y Ángel Parra: una gira fallida
Num: 755 Año:XXXII
Fecha de publicación: 16-07-1977 Página(s):50
Tema: Música
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: cantantes , Parra, Ángel, 1943- , Parra, Isabel, 1939-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Jacques Monod
Num: 462 Año:XXVI
Fecha de publicación: 10-04-1971 Página(s):14-18
Autor Secundario: Berbén, Pablo ; Monod, Jacques, 1910-1976
Tema: Literatura
Descriptores: científicos , Francia , Monod, Jacques, 1910-1976
Autores: Chao, Ramón, 1935-Ramonet, Ignacio, 1943-
Título: Jean Baudrillard y las seducciones
Num: 3 Año:XXXIV
Fecha de publicación: 01-01-1981 Página(s):9-12
Tema: Sociedad
Descriptores: sociólogos , entrevistas , Baudrillard, Jean, 1929-2007

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Jorge Luis Prats, cubano, Premio Marguerite Long
Num: 755 Año:XXXII
Fecha de publicación: 16-07-1977 Página(s):50
Tema: Música
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: músicos , Prats, Jorge Luis, 1956 , festivales musicales

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Jorge Semprún enjuicia « Holocausto »: « Por debajo de la realidad »
Num: 857 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 30-06-1979 Página(s):61-65
Autor Secundario: Viollet, Roger
Tema: Política
Descriptores: entrevistas , Semprún, Jorge, 1923- , Holocausto

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Joris Ivens, el documental como arma política
Num: 687 Año:XXX
Fecha de publicación: 27-03-1976 Página(s):32-35
Tema: Cine
Descriptores: crítica cinematográfica , películas documentales , Ivens, Joris, 1898-1989

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: José Menese, en el Olympia
Num: 636 Año:XXIX
Fecha de publicación: 07-12-1974 Página(s):109
Tema: Música
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: flamenco , cantantes , Menese, José, 1942-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: José Menese: nuevo disco y recitales parisienses
Num: 698 Año:XXX
Fecha de publicación: 12-06-1976 Página(s):69
Tema: Música
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: flamenco , cantantes , Menese, José, 1942-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: José Miguel Ullán o la destrucción
Num: 517 Año:XXVII
Fecha de publicación: 26-08-1972 Página(s):44-45
Tema: Libros y lecturas
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: reseñas , poesía española , Ullán, José-Miguel, 1944-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: José Miguel Ullán: escritor por legítima defensa
Num: 439 Año:XXV
Fecha de publicación: 31-10-1970 Página(s):64
Tema: Literatura
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: escritores españoles , Ullán, José-Miguel, 1944-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Josué de Castro: Una voz del tercer mundo
Num: 508 Año:XXVII
Fecha de publicación: 24-06-1972 Página(s):30-31
Tema: Política
Descriptores: pobreza , escritores brasileños , Castro, Josué de, 1908-1973

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Juan Buñuel, entre la magia y Calandra
Num: 546 Año:XXVII
Fecha de publicación: 17-03-1973 Página(s):55
Tema: Cine
Sección: Arte, Letras, Espectáculos
Descriptores: crítica cinematográfica , cineastas , Buñuel, Juan Luis, 1934-
Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Juan Gris, la pureza del cubismo
Num: 603 Año:XXIX
Fecha de publicación: 13-04-1974 Página(s):48-49
Tema: Bellas Artes
Descriptores: pintores españoles , Gris, Juan, 1887-1927

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Julio Verne visionario político
Num: 470 Año:XXVI
Fecha de publicación: 05-06-1971 Página(s):12-15
Tema: Literatura
Descriptores: escritores franceses , Verne, Jules, 1828-1905

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: Karlheinz Stockhausen, místico y visionario
Num: 579 Año:XXVIII
Fecha de publicación: 03-11-1973 Página(s):44-46
Tema: Música
Descriptores: música contemporánea , composición musical , Stockhausen, Karlheinz, 1928-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: La « consagración » de Carpentier
Num: 779 Año:XXXII
Fecha de publicación: 31-12-1977 Página(s):18-19
Tema: Literatura
Descriptores: escritores cubanos , Carpentier, Alejo, 1904-1980 , Premio Cervantes

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: La « primavera caliente »
Num: 550 Año:XXVII
Fecha de publicación: 14-04-1973 Página(s):26-27
Tema: Política
Descriptores: política y gobierno , Francia , manifestaciones

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: La absurda muerte de Barthes
Num: 897 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 05-04-1980 Página(s):35
Tema: Literatura
Descriptores: escritores franceses , fallecimiento , Barthes, Roland, 1915-1980

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: La alternativa moral
Num: 907 Año:XXXIII
Fecha de publicación: 14-06-1980 Página(s):28-29
Tema: Prensa
Descriptores: periódicos , Le Monde (París Francia) , Julien, Claude, 1925-

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: La brujería se presenta en sociedad
Num: 834 Año:XXXII
Fecha de publicación: 20-01-1979 Página(s):24-25
Tema: Sociedad
Descriptores: España , brujería , ocultismo

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: La calavera de obsidiana
Num: 609 Año:XXIX
Fecha de publicación: 01-06-1974 Página(s):52-53
Tema: Bellas Artes
Descriptores: pintores españoles , Picasso, Pablo, 1881-1973 , Malraux, André, 1901-1976

Autor: Chao, Ramón, 1935-
Título: La censura en la OCDE
Num: 451 Año:XXV
Fecha de publicación: 23-01-1971 Página(s):7
Tema: Economía
Descriptores: economía española , España

 

graphiland |
ce que j'ai à dire |
dvinatier |
Unblog.fr | Créer un blog | Annuaire | Signaler un abus | Magui Chazalmartin
| Sébastien Japrisot
| Lire avec moi